Inicio > Sin categoría > Divertirse a la fuerza

Divertirse a la fuerza

The Economist: Down with fun

A menudo ocurre que tienes una idea o una opinión sin formar del todo y lees algo que la completa y la expresa de forma difícilmente superable por uno mismo. Yo creo que es sano mantener las opiniones, a media cocción, con posibilidad de evolucionar hacia conclusiones distintas en cualquier momento. Pero en este caso, el Economist me lo ha puesto difícil con un artículo sobre la diversión en el trabajo.  Si el título es llamativo, Down with fun, el subtítulo es todavía mucho mejor: The depressing vogue for having fun at work. Para los preocupados por la ciencia de divertirse en el trabajo, lectura obligada en http://www.economist.com/node/17035923.

Y es que, ¿no os deprime la diversión forzada? ¿Hay algo más triste que un grupo de gente haciendo risitas sin convicción empujados por el dinamizador o la cheerleader de turno, aparentemente bajo los efectos de una sobredosis de Red BulL de difícil contagio sólo por la vía del ruido? Bueno, sí que hay cosas más tristes, pero ésta llama la atención por lo prescindible que parece.

L a tradición del “tenemos que divertirnos como sea”, que ha alcanzado cotas espectaculares en el medio televisivo, comienza a adentrarse en el mundo de la empresa.  Y curiosamente lo hace con especial virulencia en el ámbito de las empresas relacionadas con Internet. Estas empresas cuentan por lo general con equipos de gente joven y cualificada, en puestos de trabajo y procesos de negocio relativamente abiertos y flexibles. Comparando con otros sectores parecería que tienen un gran potencial de diversión en el trabajo, sin necesidad de que nadie les empuje a ello. Y sin embargo se está implantando la función del animador corporativo oficial, y la necesidad, casi ansiedad, de crear la imagen de un ambiente de trabajo juguetón.

Esto, cuando es sincero y genuino, puede resultar maravilloso. Genera sensación de pertenencia, libera energía creativa, y la información fluye y se enriquece por caminos previstos e imprevistos.  Pero para que sea sincero debe ocurrir de abajo hacia arriba, bottom-up, debe ser espontáneo y, lo más importante, debe ocurrir en una atmósfera de responsabilidad individual y conciencia de proyecto común. Y si estamos en un ambiente de responsabilidad individual y existe una auténtica sensación de equipo y confianza mutua, si el reto profesional es importante y estamos entre gente abierta, curiosa e inteligente, ¿quién necesita que le diviertan? Nos divertimos solos, gracias.

Pero además de ese aire un tanto forzado de las acciones de diversión empresarial, resulta que la tendencia se ha convertido en un elemento esencial de las relaciones públicas de muchas empresas, que nos muestran encantadas su futbolín corporativo. Esto en principio puede resultar simpático y hasta estético. La sala de juegos da para algún comentario con las visitas que si no se limitarían al gris “éstos son nuestros ordenadores, y éste nuestro microondas.”  El problema viene cuando te encuentras con gente que se cree la literalidad del mensaje. Están convencidos de que Google se ha forjado en torno a una mesa de ping-pong y una PlayStation. Así de fácil. No he tenido la suerte de visitar el famoso Googleplex, pero sí he estado en Pixar. Y lo que vi confirmó mis sospechas. Mesas de billar y máquinas de juego sin gente, piscina y minigolf vacios, cafetería macrobiótica moribunda, y cubículos llenos de gente sobre mesas atiborradas de cosas, con pinta de no levantarse de allí ni para dormir. Y lo que es más grave, ¡parecía que se divertían!

Anuncios
Categorías:Sin categoría
  1. Aún no hay comentarios.
  1. noviembre 23, 2010 en 4:45 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: